En http://boek861.com Italo García escribió un mensaje de protesta. Nos subscribimos a su convocatoria. Y aprovechamos para reiterar nuestra noción de acercar vida y arte, ética del artista y expresión artística. No nos gustan los gestos en los que respiramos cierto aire snobista:

-¿están matando un perro?
-no, se trata de arte...

Sin más la convocatoria de protesta pública:

Es menester que Boek 861 se alce frente
a este acto cruel de salvajismo y de una vez por todas se deje de basurear el nombre ARTE. En el año 2007, Guillermo Vargas Habacuc, un supuesto ARTISTA, cogió a un perro abandonado de la calle, lo ató a una cuerda cortísima en la pared de una galería de arte y lo dejó allí para que muriera lentamente de hambre y sed.
Durante varios dias, tanto el autor de semejante crueldad como los visitantes de la galería de arte presenciaron impasibles la agonía del pobre animal. Hasta que finalmente murió de inanición,
seguramente tras haber pasado por un doloroso, absurdo e incomprensible calvario.
Pues eso no es todo: la prestigiosa Bienal Centroamericana de Arte decidió, incomprensiblemente,
que la salvajada que acababa de cometer este sujeto era arte, y de este modo tan incomprensible Guillermo Vargas Habacuc ha sido invitado a repetir su cruel acción en dicha Bienal en 2008.

NOSOTROS PODEMOS IMPEDIRLO EN
http://www.petitiononline.com/13031953/



Leave a Reply